viernes, 27 de mayo de 2016

MIGUEL


Ante el articulo del  periodista Brienza, en las redes sociales hubo múltiples manifestaciones. Pero vale la pena reproducir lo que dice Miguel al respecto: Pobre muchacho, le quemaron el cerebro. ¿Lo conocés a Illia?¿Oíste hablar de él?¿Vos sabés quién es el más corrupto? El que defiende a los corruptos.
Buena expresión. Porque la corrupción debe ser combatida, venga del lado que venga -oficialismo u oposición- y no se puede justificar para sostener que solo con dinero se puede incursionar en política, dejando de lado valores como la trasparencia y la honestidad.

CORRUPCION, DEMOCRACIA, POLITICA

El periodista Hernán Brienza publicó un artículo en el periódico Tiempo Argentino diciendo que "la corrupción democratiza a la política".
Ya se generó un gran revuelo por esta publicación de un periodista que manifiesta su inclinación kirchnerista (no hay que olvidar que en su momento fue uno de los pocos que entrevistó a la entonces presidenta Cristina Fernández, el otro Jorge Rial).
Señala HB que "la corrupción, aunque se crea lo contrario, democratiza de forma espeluznante a la política".
Reconoce que su expresión es políticamente incorrecta pero brutalmente honesta, y recuerda que "la corrupción está íntimamente ligada al financiamiento de la política. Quien no tiene recursos no puede hacer política, ni acá, ni en Estados Unidos".
Así empieza a dar números, señalando que una campaña presidencial cuesta decenas de millones de dólares, los afiches, los spots televisivos, las entrevistas pagas, los actos, las movilizaciones, todo eso cuesta un dineral. Ir a un programa de gran audiencia para que un periodista haga preguntas condescendientes cuesta entre 150 mil y 250 mil pesos. ¿Quién dispone de ese dineral para ser entrevistado? Y lo peor es que esa operatoria está legitimada por el televidente. Si un ciudadano no ve en la televisión a su candidato, no lo conoce, no lo seduce, por lo tanto no lo vota. Para existir en política es necesario estar en los medios. La televisión lo sabe, por eso cobra derecho por silla calentada por el culo de un político".
Es evidente que las afirmaciones de Brienza ya generan polémica, y ponen sobre el tapete la transparencia, la credibilidad, la honestidad. Y en el caso de los periodistas, nos pone bajo sospecha... por supuesto si lo que dice este kirchnerista confeso es verdad. ¿Habrá cobrado una importante suma por aquel reportaje condescendiente con CFK?
Sigue diciendo HB: "La corrupción, aunque se crea lo contrario, democratiza de forma espeluznante a la política. Sin la corrupción pueden llegar a las funciones públicas aquellos que cuentan de antemano con recursos para hacer sus campañas políticas. No hay que ser ingenuos. Solo son decentes los que pueden darse el lujo de ser decentes...".
Esta sola afirmación, que parece ser reiterativa, es una ofensa a los decentes. ¿Arrojar la decencia a los perros para cambiarla por la ambición de ser candidato? En fin...
Agrega Brienza que "sin el financiamiento espurio solo podrían hacer política los ricos, los poderosos, los mercenarios, los que cuentan con recursos o con donaciones de empresas privadas o ONGs de Estados Unidos. ¿Ustedes se imaginan a Techint pagando la campaña de Héctor Recalde, legendario abogado laboral ligado a la CGT? Imposible. ¿No?¿Ustedes se imaginan a las fundaciones de la CIA bancando las campañas políticas que defiendan los intereses nacionales?¿O creen que solo financiarán a Laura Alonso, Elisa Carrió o la campaña del PRO? Lo peor es que los políticos que ya poseen recursos también son corruptos.
En suma parece ser una nueva definición del "que se vayan todos...", como en el 2001, aunque no se fue ninguno y la corrupción siguió sin desparpajos.
Más adelante el periodista habla de un senador o diputado, y se pregunta que si cuenta con un presupuesto, entre sueldos, asesores, viáticos, de 100 mil a 150 mil pesos por mes, ¿de dónde saca el dinero ese legislador para llegar a ser presidente? Y ahí está la respuesta maldita: "está obligado a financiar irregularmente su campaña".

El PRO Y LA CORRUPCION

Brienza dice que corrupción también es evadir impuestos, girar dólares al exterior, tener cuentas en paraísos fiscales, sean funcionarios públicos o privados "porque un presidente que años anteriores defraudó al fisco, ¿qué concepto de la cosa pública puede tener y qué políticas de defensa del Estado que ahora gobierna puede llevar adelante quien antes lo estafó?".
Sin duda el puñal es para Macri. Brienza nada dijo en su momento de los fondos de Santa Cruz en el exterior o de las cuentas de algunos kirchneristas fuera del país.
Aunque parezca mentira, el periodista reflexiona que no se trata de defender la corrupción en la nota. ¿Entonces qué, justificarla?
El se declara honesto: "Quien escribe esta nota sólo ha recibido dinero a cambio de su trabajo, bueno o malo, equivocado o no. Siento una repulsa moral, heredada de cierto ascetismo cristiano, respecto de la riqueza rápidamente adquirida. Considero con Honore de Balzac que detrás de toda gran fortuna siempre hay un crimen" y mira con desconfianza, incluso, a los apropiadores de la plusvalía. De lo que se trata en este texto es de comprender, no de justificar. De explicar que no es reprimiendo en un show mediático a un par de ladrones que se lucha contra la corrupción, porque ella está adherida como la hiedra al financiamiento de la política".
Brienza seguramente podrá escribir un artículo y ampliar los casos de corrupción que conoció en su función periodística, sobre todo respirando el mismo pensamiento del gobierno anterior, habiendo sido elegido por la presidente para una entrevista... condescendiente, cuando CFK no daba entrevistas a nadie y se manejaba con las cadenas.
Por último en el artículo HB pone a rodar la polémica. "Esta nota es políticamente incorrecta. El autor lo sabe. Pero es brutalmente honesta. Denunciar la corrupción de un solo lado es formar parte de algún entramado de corrupción. No todos somos corruptos. Eso es una mentira justificadora de los verdaderos culpables. Lo que sí es cierto es que el financiamiento de la política está ligadísimo a la oscuridad en el manejo de los recursos. Y que hablar de corrupción como único tema es construir un discurso reaccionario y elitista. Si quieren hablar en serio de corrupción, que se saquen la careta, los políticos, los jueces, los periodistas y los empresarios".
Sin duda, vale aplaudir este último tramo. Honestidad brutal para hablar de corrupción. Aunque lamentable porque parece no imaginar otro camino si se pretende hacer política. Como para que aquel joven honesto y digno decida no incursionar porque el camino lo obligará a transar, según HB. Por supuesto que hay que sacarse la careta, hablar de corrupción, venga de donde venga, ya sea de Hotesur o de los Panamá Papers o las cuentas en Bahamas.
La corrupción es un tema serio, la democracia debe ponerlo en el tapete y no tenerlo miedo a la denuncia. Lógicamente, para eso se necesita una REPUBLICA con mayúscula, con tres poderes -Ejecutivo, Judicial y Legislativo- que funcionen a pleno, algo que en los últimos tiempos fue una gran asignatura pendiente.

INTRATABLES


El programa Intratables, que conduce con singular cintura Santiago Del Moro -le valió el Martín Fierro- sigue mostrando todas las voces en el tratamiento de todos los temas que hacen a la realidad nacional, política, deportiva, social, etcétera.
Hay panelistas e invitados de todos los colores, que expresan con libertad sus pensamientos, y eso le otorga al programa un atractivo especial para que esté entre los más vistos del canal América.
El programa, en suma, constituye un ejemplo de pluralidad democrática. 

BARRIO CERVECERIA

En encuentro con directivos de la Cervecería Quilmes, el intendente Martiniano Molina pidió un plan de inversiones para garantizar la puesta en valor del Parque de la Cervecería y una solución habitacional para el barrio Villa Argentina.
La empresa explicó que emplearán los recursos necesarios para acondicionar el Parque, de la calle Triunvirato en Quilmes Oeste, y se va a anunciar un plan de acceso habitacional para quienes hoy viven en la Villa.
Cervecería Quilmes estima invertir cinco millones de pesos para realizar mejoras en el Parque. El espacio público seguirá siendo de recreación para la comunidad.
En cuanto al futuro del barrio de Villa Argentina, la empresa va a ofrecer a los habitantes la posibilidad de comprar las viviendas con un esquema de financiación accesible, con un importante descuento  sobre el precio de tasación del bien, incluyendo además a los actuales inquilinos que no son empleados de la Cervecería.
Se van a respetar las fachadas de las casas de la Villa, creada por la familia Bemberg.
No se van a tocar la capilla de San José Obrero y la escuela primaria 30 General Belgrano.
En otro orden de cosas, Cervecería confirmó que el 70 por ciento de los empleados afectados por la mudanza de algunos procesos de la central de servicios compartidos -son 150 personas- ya fueron reubicados.

PIC NIC Y CABARET


El jueves próximo 2 de junio a las 17, también el 9 a la misma hora, será el casting para Picnic... un río con historia 2016. El encuentro en Casa de Arte Doña Rosa, Colón 279, Quilmes. 
En esta Casa mañana será la última función de Cabaret du Monde, sobre idea y dirección de Gustavo Castignola.
También se está dando en la sala 2, Amor oculto, obra intimista con la dirección de Blanca Vigo.

STEFANO


El mejor teatro está en Quilmes, con una amplia gama de propuestas. Entre ellas debe destacarse las dos últimas funciones de la pieza Stéfano, de Armando Discépolo.
Un elenco soberbio prestigia esta presentación en Polaridades, Andrés Branda 842, Quilmes Oeste, mañana a las 21 y el domingo a las 20.
Pimpi Ferrando descolla en el rol de Stéfano, junto a Rosita Rothman, Rodolfo Cánepa, Patricia Santi, Diego Cadedu, Santiago De Martino, Maru Perez, Jorge Graffigna. Dirección de Alejandro Casagrande.
Una obra para volver a ver o bien para verla por primera vez y disfrutar de un elenco de actores de alto vuelo.

TE DEUM EN QUILMES


En la catedral de Quilmes tuvo lugar el tradicional Te Deum del 25 de Mayo, con participación del intendente Martiniano Molina.
El jefe comunal destacó la importancia del acontecimiento y señaló que fue muy conmovedor haber sido recibido con tanto cariño por la comunidad, las fuerzas vivas, el obispo y las delegaciones de pueblos originarios y de las colectividades.
Agregó Molina que "estamos realizando una tarea muy grande para recuperar la ciudad y la dignidad de mucha gente. Le ponemos el hombro todos los días y sabemos del gran desafío que esto significa",
El obispo de Quilmes, monseñor Carlos Tissera, sostuvo que "no hay plena democracia sin inclusión e integración. Esto es responsabilidad de todos, especialmente los dirigentes. El Papa Francisco lo recuerda cuando nos dice que quien tiene los medios para vivir una vida digna, en lugar de preocuparse por sus privilegios, debe tratar de ayudar a los más pobres para que puedan acceder también a una condición de vida acorde con la dignidad humana, mediante el desarrollo de su potencial humano, cultural, económico y social".
El intendente destacó que coincidía con las palabras del obispo. "Vinimos a hacernos cargo y a decir la verdad de lo que sucede a nivel social. Lo dijimos en la campaña: no hay magia ni posibilidad de solucionar las cosas de un día para otro".